Desde Badajoz Adelante, primer partido local de la ciudad, pedimos explicaciones al Ayuntamiento de Badajoz y en concreto a la Concejalía de Cultura, del motivo por el cual han decidido rescindir el servicio de seguridad y vigilancia del Museo del Carnaval.

Hemos visitado este pasado sábado junto a varias personas invitadas a conocer lo más destacado de Badajoz, nuestro Museo del Carnaval situado en la Poterna de Menacho.

Allí hemos podido admirar y disfrutar de los diversos fondos con que cuenta el museo, repartidos por las distintas salas del mismo, pero principalmente de la variedad de trajes, mayoritariamente de comparsas, y sobre todo del gran valor artístico, histórico y sentimental que todos esos diseños van adquiriendo con el paso del tiempo.

La Red de Museos de Extremadura contempla el museo del Carnaval pacense como «museo de identidad», una segunda categoría de las tres que establece y por lo que recibe apoyo institucional. Aún está pendiente de aprobarse la Ley de Instituciones Museísticas de Extremadura, que recogerá la reglamentación de este tipo de instalaciones que tanto han proliferado en número, variedad y complejidad.

El caso es que nos llamó bastante la atención que no hubiera ningún vigilante de seguridad en el museo, algo que entendemos debiera existir durante al menos el horario de apertura, porque a pesar de no estar atiborrado de visitantes, todo lo allí expuesto creemos que necesita un servicio de seguridad y custodia adecuado.

Según ha podido saber Badajoz Adelante, desde primeros de año el servicio de vigilancia ha dejado de funcionar, dado que el Ayuntamiento ha dejado en suspenso el contrato con la empresa adjudicataria, que se venía renovando cada seis meses.

La realidad es que ahora son las propias guías las que realizan en estos momentos ambas funciones, la de guía de cara al público, y la de vigilancia y control de las instalaciones y todos los fondos allí depositados.

Entendemos que esa labor ha de ser asumida por personal preparado profesionalmente para esas responsabilidades, por lo que le pedimos a la concejala y especialmente al señor Fragoso, que cuanto antes se restaure este servicio, por la seguridad y preservación de todo lo allí expuesto, y también por la del resto de trabajadoras, para que puedan ejercer con total dedicación las funciones para las que han sido contratadas.