En primer lugar lamentamos que nuestro Ayuntamiento se olvide totalmente de los problemas reales de la ciudad y de su gobierno para centrarse únicamente en aprobar y apuntalar sus altos salarios como alcalde y concejales, demostrando lo poco que les importan a ellos los pacenses y sus problemas reales.

BA considera particularmente grave que los partidos que forman parte del Ayuntamiento de Badajoz (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos) estén totalmente de acuerdo en recibir de las arcas municipales -sueldo de alcalde y concejales aparte- más de 300.000 euros al año, concretamente 303.912. El reparto se hace por grupo y por el número de concejales de cada uno. De este modo el PP recibe unos 140.000 euros anuales, lo que supone más de 12.000 euros al mes. El PSOE unos 100.000 euros, unos 8.000 euros al mes, Podemos ingresará más de 34.000 euros, casi 3.000 euros al mes y Ciudadanos más de 24.000 euros al año, unos 2.000 euros todos los meses.

Ello supone que en esta legislatura los ciudadanos de Badajoz financiaremos a los partidos presentes en el Ayuntamiento de Badajoz con más de un millón de euros, concretamente con 1.251.648 euros. Dinero que va directamente de las arcas municipales a las cuentas de los diferentes partidos sin un objetivo fijo, por lo que lo mismo pueden ser utilizados como sobresueldo de los concejales como para financiar su próxima campaña a las elecciones. Habría que preguntar a los ciudadanos qué opinan de financiar con su dinero directamente a todos los partidos políticos con representación municipal. La financiación de éstos debe salir de sus afiliados. De esta forma se evitaría malgastar decenas de millones de euros de dinero público en absurdas y millonarias campañas electorales.

Desde Badajoz Adelante vemos totalmente injustificadas y desproporcionadas estas asignaciones, por lo que solicitamos públicamente que ese dinero sea destinado a fines sociales de la ciudad de Badajoz y a otros fines asistenciales de personas que realmente lo necesitan, como a los comedores de la ciudad que atienden diariamente a cientos de familias que carecen hasta de los más básico, y no a financiar de forma directa a los partidos políticos.

Estas asignaciones de dinero público para alimentar a los partidos políticos, que perciben de las arcas municipales al margen de sus sueldos, y en la que todos los partidos están de acuerdo (C,s y Podemos incluido), son una muestra más de que los nuevos partidos emergentes no vienen a propiciar ningún cambio en el fondo y en las formas de hacer política en Badajoz y en España, sino que suponen apuntalar un sistema partitocrático que sólo busca perpetuar unas determinadas estructuras de partido enriqueciéndolos y dotándolos de más poder. Es cierto que estas asignaciones están legalizadas pero no dejan de ser más que reprobables desde el punto de vista moral, más aún cuando el país aún no ha salido de la gravísima crisis económica que ha puesto a muchísimas familias al borde de la exclusión social.

Badajoz Adelante seguirá denunciando todos estos abusos y privilegios de nuestros representantes políticos municipales de los dos partidos grandes y de los llamados emergentes que, lejos de cambiar las políticas para acercarse a los ciudadanos, ahondan aún más en la llamada casta que tanto critican.