Badajoz Adelante, partido local de la ciudad, propone que los recintos amurallados de Badajoz opten al título de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. En BA están convencidos que conseguir este importante reconocimiento es más que posible con todo lo que ello conlleva en la promoción cultural y turística de la ciudad a nivel mundial y en sus ingresos económicos.

Badajoz se caracteriza por sus murallas, construidas a lo largo de los siglos, dado el carácter fronterizo y defensivo que siempre ha tenido nuestra ciudad. Por ello resulta ser la ciudad con más kilómetros de muralla de España, al tener nada menos que 6.541 metros, según un reciente estudio de la Asociación Cívica, sumando su recinto de la Alcazaba árabe y el de su muralla Abaluartada.

Las primeras murallas de Badajoz fueron levantadas por Ibn Marwan en el año 875 cuando la ciudad nace independiente del poder omeya de Córdoba, independencia que durará hasta el año 929 en que Abderramán III, primer Califa de Córdoba, se apodera de Badajoz; de esta primera fortificación quedan los restos más antiguos en la zona de La Galera. Posteriormente nos encontramos con el Reino Aftasí de Badajoz, momento en que la ciudad es la capital de un reino muy extenso que llega desde el Duero hasta el el Algarve y por el oeste hasta el Atlántico. A partir del año 1169, los almohades amplían, reforman y construyen nuevos elementos en la Alcazaba para dejarla tal y como la conocemos hoy en día. Del recinto amurallado medieval de época cristiana aún perduran puertas, como la de Mérida, del S. XV, y la posterior Puerta de Palmas, levantada en torno a 1460, conociéndose cada día más su trazado. En el S.XVII se levanta el impresionante Sistema Abaluartado de Badajoz con más de 5 km. de longitud, uno de los más formidables de Europa, del cual todos los baluartes están aún en pie menos el de San Juan.

La Alcazaba de Badajoz y el Recinto Abaluartado están declarados Monumentos Nacionales y Bienes de Interés Cultural. Además, el Alcázar árabe es el más extenso de España y uno de los tres más importantes de occidente, presentando toda su fortificación completa con su barbacana avanzada, torres albarranas como la de Espantaperros, entradas en recodo, adarve y todos sus elementos defensivos construidos entre el S. IX y el XII. La muralla Abaluartada sigue contando con sus entradas y con sus potentes baluartes del S. XVII más el Fuerte de San Cristóbal y el del Revellín.

Entre sus históricas murallas se abren un total de 11 puertas, algunas de ellas con doble portada, que han visto pasar la apasionante historia de Badajoz desde el S. IX. Son las siguientes:1.- Puerta del Capitel. Una verdadera joya construida por los almohades a partir del año 1169, en el S. XII. Le da nombre el capitel romano que la corona sobre el arco de herradura hecho con sillares de granito. Es una puerta en recodo para dificultar el acceso a la Alcazaba, por lo que tiene una segunda portada de la misma época. Debió ser la principal entrada al Alcázar y hoy se comunica con la Plaza de San José. 2.- Puerta de Yelves. La actual es fruto de la remodelación realizada en ella en los años 70 del pasado siglo, pues la original fue destruida en 1914 para levantar en actual arco escarzano que da acceso a los vehículos al interior de la Alcazaba. Es una entrada en doble recodo y toma el nombre del camino hacia donde conducía, la ciudad de Elvas. 3.- Puerta de la Coracha. Es la más antigua de la ciudad, levantada posiblemente en el periodo califal, en el S. X, y su arco de herradura alterna dovelas de granito y ladrillo. Posteriormente se rebajó con un segundo arco. Toma su nombre de la Coracha o torre con un muro que había junto a ella y que permitía abastecerse del agua del río sin salir de la Alcazaba y, por tanto, sin peligro. 4.- Puerta del Alpéndiz. Recientemente desenterrada por completo en las últimas excavaciones es otra joya almohade del S. XII, presentando espléndidos sillares de granito en su construcción. Es de grandes proporciones y comunicaba el interior del Alcázar con el barrio exterior del Arrabal Oriental. 5.- Portada de acceso a la Puerta del Capitel. Levantada en el año 1548 sirve de comunicación entre la Plaza de San José y la Puerta del Capitel. Sobre el arco luce un frontón triangular y la siguientes inscripción: “La ilustre ciudad de Badajoz mandó hacer esta casa y obras, siendo corregidor don Nuño de la Cueva. Año de MDXLVIII.”. “Civitas Pcensis”. 6.- Puerta de Mérida. Data de la época medieval pues formaba parte de su muralla. Debió construirse a finales del S. XV y conducía a la ciudad que le da nombre. Está en el aire al haberse excavado una cantera a sus pies para sacar la piedra con la que se levantó la muralla abaluartada en el S. XVII. Luce el escudo real de los Austrias y el del Conde de Montijo. 7.- Puerta de la Trinidad. Levantada en el año 1680 forma parte del espléndido Recinto Abaluartado de la ciudad, sirviendo de entrada a la ciudad de Badajoz desde el camino que venía de Talavera y Madrid. Luce un escudo en mármol de la Casa de Austria y se abre en el baluarte del mismo nombre, cuyo interior ha sido recientemente arrasado por el Ayuntamiento. 8.- Puerta del Pilar. Construida en 1696 presenta un bello trabajo de cantería en su fachada exterior, donde una vez más encontramos el escudo real de los Austrias y el del Conde de Montijo. Fue levantada frente al Fuerte de Pardaleras, hoy desaparecido. Se sabe que en este lugar existía una puerta anterior denominada de Jerez o de Santa Marina. 9.- Puerta de Palmas. Un auténtico símbolo de Badajoz. Se trata de una entrada monumental concebida a modo de Arco de Triunfo que es el mejor ejemplar en su estilo que hay en Extremadura. Suele darse como fecha de inicio de su construcción la de 1460, como obra directamente conectada con el Puente Viejo. Presenta una portada exterior ricamente labrada en piedra y rematada con el escudo del emperador Carlos V. 10.- En décimo lugar debemos citar a la denominada Puerta del Metido, recientemente descubierta en el interior de la Alcazaba y rodeada por una compleja muralla. 11. A los diversos portillos que tenía la muralla almohade, tenemos que añadir una puerta de acceso al interior de la Alcazaba que había en lo que hoy son los jardines de la Galera, concretamente junto a la llamada Torre Vieja, en el sector más antiguo de la Alcazaba de Badajoz. Esta entrada quedó sellada por los almohades en el S. XII y se convirtió en una torre albarrana defensiva. Destacan en ella dos estelas de época visigoda como piezas reaprovechadas.

Badajoz Adelante propone concurrir a la declaración de Patrimonio de la Humanidad con todos los recintos amurallados de la ciudad en conjunto, no sólo con el abaluartado, pues de esa forma se multiplica el valor de la ciudad, de su riquísima historia y las posibilidades de conseguir en título, además de ser mucho más fiel a la historia y a la realidad de la ciudad que ha estado levantando sus murallas durante 900 años.

BA propone, además, que el Fuerte de San Cristóbal sea el Gran Centro de Interpretación de los Recintos Amurallados de la Raya Hispano-Portuguesa, siendo un valor añadido más para atraer visitantes a Badajoz y para la concesión de la declaración.

En los próximos días, Badajoz Adelante entregará esta propuesta al Ayuntamiento de Badajoz para que sea aprobada en el pleno y se puedan iniciar los trámites que lleven a que Badajoz entre a formar parte de las “Ciudades Patrimonio de la Humanidad”, con todo lo que ello conlleva de positivo para nuestra ciudad.

La iniciativa debe servir también para que la ciudad de Badajoz tenga un objetivo claro, una ilusión, una meta hacia la que dirigir sus esfuerzos, tanto en lo referente a la recuperación del Patrimonio Histórico y Cultural como a las inversiones a realizar en la ciudad.