reformaley

Badajoz Adelante lleva en su programa electoral para las elecciones autonómicas como propuesta destacada la modificación de la Ley Electoral de Extremadura, con un doble objetivo:

1. Otorgar el mismo valor a cada voto, con independencia de la circunscripción electoral del votante. Con la Ley Electoral actual, el voto de un pacense tiene mucho menos valor que el de un cacereño, de forma que se incumple el principio básico de la democracia que es “un ciudadano, un voto”. De esta manera, para lograr el primer diputado por la circunscripción electoral de Badajoz se necesita el voto de 20.438 pacenses, mientras que por la circunscripción electoral de Cáceres bastaría con 12.838 votos. Para remediar esta falta de higiene democrática, Badajoz Adelante propone modificar la Ley Electoral extremeña, de forma que todos los votos tengan el mismo valor y no se “castigue” a los ciudadanos que viven en la provincia de Badajoz otorgando menos representatividad a sus votantes.

2. Eliminar el umbral mínimo de representación, actualmente situado en el 5%, lo que supone una barrera difícilmente franqueable para los partidos minoritarios, que no tienen acceso a los medios materiales de los partidos tradicionales y en consecuencia compiten en inferioridad de condiciones. “Desechar” los votos obtenidos por todos los partidos que no alcancen ese 5% constituye un déficit democrático, que debe ser anulado, proponiendo Badajoz Adelante que se considere a todos los partidos a la hora de entrar en el reparto proporcional de escaños según los votos obtenidos por cada uno de ellos.

Esta propuesta de Badajoz Adelante persigue el fin último de regenerar la democracia en Extremadura, para que todos los votos de los extremeños tengan el mismo valor e igual representatividad.