socialmusica

Badajoz Adelante recoge en su programa electoral municipal una medida novedosa para la cultura en la ciudad que aunará la música con el desarrollo humano, la inclusión social, la solidaridad, el contexto y la participación en la vida cultural de la ciudad, trabajando en él dos concejalías coordinadamente, la de Cultura y la de Servicios Sociales.

Son muchos los países y organizaciones internacionales que creen en un programa de educación musical basado en la creación de orquestas y agrupaciones juveniles, para tratar de disminuir sus niveles de pobreza, analfabetismo, marginalidad y exclusión social de su población infantil y juvenil.

Distintos países latinoamericanos han sido pioneros en poner en marcha sus programas de orquestas juveniles ya hace cerca de 40 años cosechando grandes éxitos a nivel mundial. Este sistema se está exportando a Europa y resto del mundo donde países como Reino Unido, Estados Unidos e incluso en España están integrando planes orquestales a diferentes niveles dentro de su sociedad.

En Badajoz actualmente los barrios más degradados socialmente tienen un acceso a la música de una forma que podríamos calificar como casi nula. Mientras que en otras zonas de la ciudad las Escuelas de Música y Conservatorio cumplen un buen papel educativo, hay zonas desatendidas donde se tendría que hacer un trabajo especial y en las cuales el Ayuntamiento de Badajoz tendría que estar presente. Creemos que la música puede ser un elemento vehicular de inclusión social.

CONTEXTO SOCIAL E IMPLANTACIÓN

La implantación de este proyecto se realizaría en barrios donde la población infanto-juvenil en es muy numerosa, sin embargo, los recursos para la infancia y la adolescencia son muy escasos o nulos y a los centros escolares les cuesta llegar a ellos ya que la tasa de absentismo/abandono escolar es muy elevada al igual que la motivación al estudio. De la misma manera, el acceso a la cultura de esta población es realmente limitado y la motivación para acceder a ella inexistente, en parte, por desconocimiento de la misma. Existe una clara desigualdad de oportunidades en el acceso a la cultura y al ocio de estos menores con respecto a los menores de las zonas “normalizadas” de la ciudad.

En este contexto, estimamos que la implantación de este proyecto generaría beneficios, no sólo directamente a los destinatarios del mismo, sino también a la sociedad en su conjunto. El proyecto puede aprovechar las infraestructuras de los centros escolares y así, por una parte, minimizar el coste que supondría un local y, por otra parte, acercar a los menores a los centros escolares con una actividad educativa, motivadora y enriquecedora.

El plan de acción socio cultural que conlleva esta propuesta se basa principalmente en la capacidad de unir el trabajo de dos Concejalías del Ayuntamiento como son la de Cultura y Servicios sociales, y aprovechar las sinergias del tejido cooperativo y colaborativo de asociaciones de vecinos y padres que trabajan ya in situ en los barrios donde esta propuesta se llevaría a cabo. No van a ser escuelas de música al uso sino que se va a implantar como novedad en la Región un sistema de aproximación a la música partiendo de la propia música y con la idea compartir y aprender en grupo. Éste es el sistema de orquestas juveniles e infantiles, donde la pauta final no es que se creen nuevos músicos profesionales sino personas con valores, luchando contra la exclusión social y creando un contacto con la música clásica a la que nunca han tenido acceso.