El pasado 23 de marzo, el Ministerio de Medioambiente, a través de la Dirección General del Agua, licitaba las actuaciones para la lucha contra el camalote en el tramo fluvial comprendido entre la desembocadura del Zújar y Puente Ajuda (embalse de Alqueva) y que habrían de desarrollarse en un plazo de 24 meses.

Estas actuaciones suponían la liberación de fondos por importe de 4.167.764 € y consistían en la retirada física de la especie invasora —que conllevaría la contratación de personal— y la adquisición de vehículos todoterrenos, embarcaciones, maquinaria y equipos, además de una limpieza periódica de la vegetación retirada. De este modo se daba continuidad a los trabajos que, desde hace un año, habían sido encomendados a la empresa Tragsa, dentro de la estrategia de lucha y control contra el camalote que desarrolla la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Estas ayudas venían a sumarse a las nuevas inversiones anunciadas, en ese mismo mes, por la ex-Delegada del Gobierno, Cristina Herrera, y que suponían un desembolso total de casi 8 millones de euros. Entre las actuaciones previstas con cargo a esta importantísima inversión se citaban dos operaciones que afectaban al tramo comprendido entre Mérida y la frontera con Portugal —dentro de proyecto ACECA del programa de cooperación Interreg V entre España y Portugal—, dotada con 2.575.354 €, así como otra partida de 1.178.688 € para actuaciones de prevención, vigilancia y alerta que evite la dispersión de la especie invasora, ambas supeditadas al inicio de trabajos en este año.

Haciéndonos eco de la enorme preocupación suscitada entre los extremeños y distintos colectivos ciudadanos como SOS Guadiana, Asociación Cívica Ciudad de Badajoz, Ecologistas en Acción, Asociación Ciudadana Salvemos el Guadiana, etc., en vista del calamitoso estado actual de nuestro río, a su paso por Badajoz y por otras poblaciones como Mérida, Montijo o Barbaño, y a la ausencia absoluta de movimiento de maquinaria de cualquier índole que haga pensar que los trabajos han dado comienzo, desde Badajoz Adelante elevamos cuestión a la Delegación del Gobierno, la Confederación Hidrográfica del Guadiana y, en nuestro caso, al Ayuntamiento de Badajoz, para que, de modo urgente, se informe a la ciudadanía sobre el estado de los trabajos previstos para este año y del empleo dado a los más de 12 millones de euros destinados para la lucha contra la especie invasora.

La triste imagen que arroja nuestro río en numerosísimos tramos de su cauce y la aparente inacción de los actores implicados transmiten la sensación de que el camalote es una excusa perfecta para seguir captando fondos estatales y europeos que finalmente, y por desgracia, siempre resultan insuficientes e inútiles para la consecución del objetivo.