Ante el anuncio de la Junta de Extremadura respecto a la cesión al Ministerio de Fomento de la carretera Cáceres-Badajoz (Ex-100), con el fin de que el Estado asuma el proyecto de conversión en autovía, Badajoz Adelante exige que esto no sea otro desvío de atención para que desde Mérida, estando en periodo electoral, puedan lavarse las manos respecto a esta promesa contraída en el año 1977.

En este sentido, desde BA exigimos tanto al Psoe como al resto de partidos nacionales, un compromiso público de que esté quien esté al frente del próximo gobierno, las obras comiencen inmediatamente y finalicen en la nueva legislatura que comenzará tras las elecciones generales.

Según Guillermo Fernández Vara, en «no más de tres o cuatro semanas», esta carretera pasaría a ser titularidad del Ministerio de Fomento, y se podrían iniciar las obras antes de que finalice el próximo año. Por lo tanto, Badajoz Adelante entiende que Vara está anunciando que a finales de 2020 empezarían las obras de esta autovía, y por ello exige al presidente de la Junta algún tipo de garantía, de que esto es una realidad y no otro engaño descarado a los extremeños, como aquél del AVE para 2010.

Desde Badajoz Adelante no vamos a callarnos ante los innumerables engaños que, desde Madrid y Mérida, llevamos sufriendo en Badajoz, con la complicidad de los sumisos representantes de PSOE y PP en Badajoz y Extremadura.

Por ello, exigimos que este tipo de compromisos tan importantes para el desarrollo de la Región, contemplen la renuncia de los responsables a sus respectivos cargos, en caso de no cumplir lo comprometido.

Sólo con medidas contundentes, la ciudadanía podrá tener algo de fe en las promesas de nuestra clase política.