Cómo tirar un millón de euros en destrozar un parque y arrasar un Baluarte del S. XVII

Badajoz Adelante, único partido independiente de la ciudad de Badajoz, exige públicamente, de nuevo, responsabilidades a Ayuntamiento y Junta por tirar 1.000.000 de euros en destrozar un bello parque y arrasar el interior del Baluarte de la Trinidad del S. XVII. Al Ayuntamiento, tanto al equipo de gobierno como a la oposición, por malgastar el dinero público en una obra tan absurda como inútil e ilegal y a la Consejería de Cultura por permitir el total arrasamiento y la vergonzosa transformación de un elemento patrimonial protegido declarado Bien de Interés Cultural como es este baluarte de la muralla, pues la misma protección tienen su muro exterior como el interior, el cual ha quedado ahora totalmente oculto tras un mastodonte de hormigón armado tan horrendo como inexplicable.

BA fue el único partido que denunció en agosto del año 2015 las obras que se estaban llevando a cabo en este baluarte, pudiendo parar la destrucción de los pedestales de las estatuas de Juan de Ávalos, que estaban desmontando a martillazos, y que fueron trasladadas posteriormente con grúas ante la protesta.

Esta actuación de hormigonar el interior de un elemento protegido del siglo XVII y declarado BIC viola la Ley del Patrimonio Histórico en Extremadura, pues en un Bien de Interés Cultural sólo se puede intervenir con criterios de rehabilitación. Lejos de ello el espacio interior de bellos arcos de piedra que sostenían la cortina de muralla exterior se ha visto convertido en un verdadero bunker, más parecido a una moderna Estación de Autobuses que a una muralla del setecientos.

El absurdo, la torpeza y la ilegalidad

El planteamiento de esta obra, además de salvaje, duro, ilegal y falto de la más mínima sensibilidad hacia el Patrimonio Histórico de la ciudad, es absurdo, pues el vaciado de su espacio interior se vio motivado, al parecer, por la aparición de restos de la muralla medieval, la cual, tras sacarla a la luz, se ha visto de nuevo enterrada o lucida con hormigón en otro atentado más hacia los restos arqueológicos en el que tenía que haber intervenido también la Dirección General de Patrimonio.
Ahora, el espacio resultante es un descampado duro y desolador en el asoma una muela de muralla semienterrada en su altura original y vil y torpemente enfoscada.
La inversión inicial de 660.000 euros más la adicional de más de 190.000 euros y otros gastos dan como resultado que el Ayuntamiento de Badajoz ha enterrado más de un millón de euros en una obra que no sirve absolutamente para nada salvo para atacar el ojo humano con este terrible monumento al hormigón armado que se come un baluarte del S. XVII.

Con esta intervención, que se une a la desastrosa recuperación del interior del Fuerte de San Cristóbal, los políticos del Ayuntamiento de Badajoz d
ejan claro que son unos absolutos analfabetos en materia de Patrimonio Histórico, por lo que deberían estar deslegitimados para actuar sobre el mismo.

Desde Badajoz Adelante exigimos al equipo de Gobierno municipal y a los grupos de la oposición responsabilidades en esta desastrosa obra, así como la intervención directa de la dirección general de Patrimonio de la Junta de Extremadura.

Antes

Después