Badajoz Adelante, único partido local de la ciudad de Badajoz, exige al Ayuntamiento de Badajoz que dé explicaciones sobre los motivos del cierre del Revellín y la costosa concesión pública de éste, como Albergue Juvenil.

Desde el pasado 24 de octubre, el albergue juvenil del Revellín permanece cerrado y no se prevé abrir hasta el primer trimestre de 2018, siendo optimistas. Desde BA consideramos que estamos ante una nueva improvisación del ayuntamiento y falta de previsión ya habitual en este equipo de gobierno del que ya nada nos sorprende, perjudicando así a turistas y a colectivos juveniles que hacían uso de estas instalaciones. Unas instalaciones que se inauguraron en septiembre de 2013, con un presupuesto cercano a los 1,3 millones de euros y que ahora, tan sólo cuatro años después, requieren una nueva inversión de 30.000 euros para mejorar sus instalaciones.

Desde Badajoz Adelante nos preguntamos cómo es posible que un albergue de propiedad municipal, que se rehabilitó con dinero público, haya sido explotado por una empresa privada a la que en el anterior pliego de condiciones, le pagábamos 216.000 euros anuales, del bolsillo de todos los ciudadanos. Esto es, que en lugar de que la empresa adjudicataria le pague al Ayuntamiento una concesión por explotar de forma privativa un bien público, es el Ayuntamiento el que encima le paga a la empresa privada por explotarlo, sumando ahora una nueva reforma de 30.000 euros que según el concejal está a punto de hacerse.

Ante esta situación Badajoz Adelante se pregunta: ¿De verdad las condiciones del nuevo contrato se mantendrán con estas mismas cantidades? ¿Esta concesión municipal es tan deficitaria como nos hacen creer? ¿Otro modelo de gestión sería posible en el Albergue Juvenil? Con estas condiciones, no nos resulta extraño que haya varias empresas interesadas en explotar esta actividad.

Si mantener abierto el albergue nos cuesta a los pacenses 18.000 € al mes, BA propone que sea el propio Ayuntamiento quien lo explote, pues con esa asignación se pueden crear varios puestos de trabajo directo y gestionar de forma óptima el alojamiento, abaratando los costes y aumentando los ingresos.

Badajoz Adelante considera que el Alcalde debe salir a dar explicaciones a los ciudadanos, del porqué esta falta de previsión al tener cerrada una instalación municipal durante más de tres meses y el porqué de una millonaria concesión municipal, de la que los vecinos necesitan conocer con luz y taquígrafos hacia dónde va destinado cada euro público.