Badajoz Adelante, único partido independiente de la ciudad de Badajoz, solicita públicamente la anulación de la convocatoria de Diputación para contratar la redacción del proyecto de la obra a realizar en el Hospital Provincial con motivo del Plan Director.

Hospital Provincial

Esta petición se basa en dos razones fundamentales:

  1. La total ilegalidad de la obra que se pretende realizar, pues el Plan Director contraviene radicalmente la protección de este edificio del S. XVIII y viola literalmente la normativa urbanística de Badajoz al intentar realizar en este monumento todo lo que su protección prohíbe, como es la alteración de las fachadas protegidas, la destrucción de las crujías interiores, techos, bóvedas y demás dependencias interiores, hacer parte del edificio a cielo abierto con construcciones de nueva planta… Se actúa inicialmente, además, en la parte del edificio que goza de más protección, alterando las características del inmueble que lo hacen merecedor de la máxima protección como “Bien Inventariado”. En este sentido cabe recordar la normativa urbanística a la que está sujeto el Hospital Provincial:
    ‘Protección Tipológica de Grado 1’ que dice literalmente lo siguiente: “El nivel de protección tipológica en grado 1 es el asignado a los edificios cuyo valor resida principalmente en su estructura tipológica y morfológica, reflejadas en la disposición y composición de los elementos comunes: fachada, estructura, acceso, vestíbulos o zaguanes, patios y escaleras. Cualquier intervención irá encaminada a su protección tipológica. No se proyectarán modificaciones interiores que alteren o perjudiquen las partes esenciales, muros, forjados o bóvedas, patios, zaguanes y accesos, u otros elementos decorativos por los que hubiese sido catalogado el edificio. Se respetarán todas las características esenciales del inmueble.
  2. El Pliego de Condiciones de la convocatoria de la Diputación para que se presenten proyectos que ejecuten el Plan Director es una burla a los ciudadanos de Badajoz, al edificio protegido y a los técnicos, al valorarse y puntuarse acciones totalmente absurdas que no pueden llevarse a cabo sin destrozar y derribar el inmueble. De esta forma, sorprende y sonroja que se destinen 12 puntos en la valoración de los proyectos a la imagen urbana de conjunto -lleva ahí desde 1758-, la relación con las características arquitectónicas del entorno, conexión con la ciudad e implantación de la edificación a la parcela. Extremos que se valorarían en un edificio de nueva construcción, pero en ningún caso en la rehabilitación de un edificio histórico.

El pliego concede hasta 24 puntos a los proyectos por la composición volumétrica y de fachadas, las mismas que ya existen desde el S. XVIII y que no pueden ser alteradas al estar protegidas.

En definitiva está claro que la Diputación ha hecho un “copia-pega infumable y totalmente ridículo” de otras bases de obra para construir un edificio de nueva planta en una parcela, que nada tienen que ver con la intervención y rehabilitación en un edificio histórico protegido.

Por todo ello desde Badajoz Adelante apelamos a las instituciones responsables, como Diputación, Junta de Extremadura (Patrimonio y Urbanismo) y Ayuntamiento para que no se impugne y anule esta convocatoria y no se lleve a cabo otro atentado al Patrimonio Histórico de la ciudad de Badajoz que será totalmente irreversible y de muy alto coste, pues si algún ciudadano denuncia esta ilegalidad, al final habrá que intentar reponer el edificio a la legalidad vigente con el enorme coste que ello tiene para las arcas públicas y el bolsillo de los ciudadanos.

Badajoz Adelante elevará esta petición a todas las administraciones, entre las que también está la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Extremadura, al tratarse de un “Bien Inventariado” y protegido, y al Ayuntamiento, último responsable pues es quien tienen que dar licencia de obras.