Badajoz Adelante, único partido de la ciudad de Badajoz que defiende los intereses de los ciudadanos de manera independiente a doctrinas partidistas nacionales o regionales, denuncia que dos meses después de la firma del Pacto Social y Político por el Ferrocarril en Extremadura nada más se ha vuelto a hacer para llevarlo a cabo.

El pasado 14 de marzo, en un acto pomposo e innecesario realizado en el Palacio de Congresos de Badajoz, la Junta de Extremadura, con Guillermo Fernández Vara a la cabeza, firmó el llamado “Pacto Social y Político por el Ferrocarril en Extremadura” junto a los sindicatos CCOO y UGT y la CREEX. Dicho acto sirvió para presentar los puntos recogidos en ese pacto, que surge de una petición en la Asamblea de Extremadura del día 22 de octubre de 2015, y para firmarlo por los representantes de las instituciones participantes.

Al día siguiente, Guillermo Fernández Vara, en un viaje oficial a Portugal, presentó el Pacto al presidente luso. Que haya trascendido públicamente, ese es el único paso que se ha dado para llevar a cabo el pacto, siendo además un paso inútil puesto que Portugal no puede llevarlo a cabo dado que todas las actuaciones contempladas son en territorio español. Desde entonces, que sepamos, no se han seguido los trámites anunciados en el momento de la firma, como era trasladar dicho pacto a los grupos parlamentarios de la Asamblea para su firma, y tampoco llevarlo a Madrid al Ministerio de Fomento para exigir su cumplimiento.

Tampoco se ha publicado el pacto en ningún sitio para que la ciudadanía pueda consultarlo, pese a que la Consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura, Begoña García Bernal, aseguró en redes sociales ante esa cuestión que se colgaría en la web de la junta en “unos días”. Han pasado dos meses y nada más se ha vuelto a saber.

Es por ello que al final la sensación que queda a la ciudadanía es que dicho Pacto sólo ha sido un acto propagandístico donde los firmantes pudieron figurar como adalides del tren pero que al final sólo ha quedado en un papel firmado que no sirve para nada.

Por otra parte, analizando los 8 puntos de los que consta el pacto, echamos de menos un estudio técnico que avalen las peticiones que se exponen, y que se supone que existe, porque vemos que las peticiones son muy “globales”, sin definir actuaciones prioritarias basadas en estudios técnicos y sociales con un calendario real, incluyendo además peticiones muy difíciles de llevar a cabo o que no supondrían ningún beneficio real para la Región.

Desde Badajoz Adelante estamos a favor de un verdadero pacto por el ferrocarril consensuado por todos los extremeños (y no sólo dos sindicatos y una patronal) donde se analice la situación real del tren hoy día y se planteen medidas concretas para ir mejorando el mismo en base a estudios técnicos, sociales y económicos, con un calendario de obras prioritarias para mejorar las conexiones extremeñas en el menor tiempo posible y continuar luego con el resto de propuestas para tener una red convencional acorde al siglo en el que vivimos. No es de recibo que aún tengamos tramos con traviesas de madera con más de un siglo de antigüedad o que no exista ningún servicio de Larga Distancia en la región cuando hay trayectos que salen de Extremadura y superan las 6 horas de viaje.

Todo esto es compatible y no significaría renunciar a proseguir con la construcción de la LAV extremeña, pero hay que ser realistas y ver que esa línea de Alta Velocidad no va a estar funcionando en muchos años y ya no podemos esperar más a que llegue mientras dejamos que el tren actual esté cada día peor. El que se esté “construyendo” una línea de alta velocidad, o altas prestaciones, o lo que sea que están haciendo (puesto que ni Fomento ni ADIF saben muy bien que es) no puede ser más la excusa que llevamos 10 años escuchando para no invertir y mejorar las actuales líneas ferroviarias de Extremadura.