Badajoz Adelante se opone frontalmente a la prórroga aprobada ayer por el pleno municipal para la concesión del servicio de autobús urbano hasta el año 2037.

Consideramos un auténtico despropósito aprobar una prórroga que hipoteca a largo plazo a la Ciudad cuando aún restan nueve años para finalizar la actual prórroga, que vence en 2027. En este sentido, la concesión a Tubasa fue realizada en 1987 por un periodo de 25 años, aprobándose en 2009 su prórroga por 15 años más hasta el citado año 2027.

Por tanto, lo lógico sería esperar a que esté próxima la finalización de la prórroga en vigor para analizar y en su caso aprobar una nueva prórroga que supondrá un compromiso para las próximas 5 legislaturas.

Justificar una nueva prórroga en la adquisición de vehículos eléctricos no es aceptable puesto que la empresa debe proceder a la renovación de los vehículos cada 10 años, de acuerdo con la concesión, y por tanto debe asumir ese coste sin que tenga que ser compensada por ello con diez años más de contrato.

Asimismo, es incierto que sea a coste cero como ayer defendió el PP apoyado por Ciudadanos y el concejal no adscrito (que no representa a nadie salvo a sí mismo), este último que aunque tiene la costumbre de criticar la actuación de C’s, al final termina haciendo lo mismo, puesto que cada año el Ayuntamiento, es decir los pacenses, debemos pagar a la empresa el déficit que declare por la diferencia entre los ingresos de los usuarios y el coste del servicio, para lograr su equilibrio financiero, y que el pasado año 2017 ha ascendido a 4.417.000 euros.