Insiste en que una obra de rehabilitación que destruye el elemento protegido que pretende recuperar es un sin sentido totalmente ilegal.

Badajoz Adelante, único partido independiente de la ciudad de Badajoz, considera totalmente inaceptable que ni la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Extremadura ni la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Badajoz sean capaces de proteger el Patrimonio de Badajoz y de evitar el derribo de un elemento protegido de la ciudad como es el muro de piedra y ladrillo del colegio General Navarro. Más bien al contrario, pues ambos están colaborando en su desaparición.

BA tacha de absoluta irresponsabilidad y dejadez de funciones la postura adoptada por Urbanismo y por Patrimonio, responsables ambos de conservar y preservar los edificios protegidos de la ciudad de Badajoz. Por un lado la Concejalía de Urbanismo no se ha atrevido a parar una obra que supone la total destrucción de un Bien Protegido y Catalogado en la ciudad, a pesar de que la “licencia de obra menor concedida” sólo facultaba a la Junta para reparar y reforzar el muro que, al parecer, tenía una grieta. En ningún caso para derribarlo por completo y hacerlo nuevo, como se está ejecutando, habiéndose excedido, además, de los metros en los que se había de intervenir. Por otro lado, el Director General de Patrimonio -que es la misma persona que en su día aprobó la construcción del Cubo de la Alcazaba- da su visto bueno a la destrucción de un Bien Protegido con categoría “A”, aludiendo en que la mejor forma de actuar no era con criterios de rehabilitación, como marca la ley, sino de total arrasamiento de lo protegido para levantarlo de nuevo. Esto es, la antítesis de lo que debe ser la conservación y el respeto al Patrimonio. De esta forma de actuar por Patrimonio se deduce que, para ellos, la mejor manera de rehabilitar un edificio histórico protegido es derribarlo y hacerlo nuevo, lo que debe ser una nueva técnica que sólo se practica en la ciudad de Badajoz.

El colegio del General Navarro, tanto en su edificio principal como en su muro perimetral que forman parte de un todo unitario, presenta la misma fábrica de piedra y ladrillo y está protegido en el Plan de Urbanismo de Badajoz, debiéndose respetar en ellos su estructura y permitiéndose únicamente intervenir para rehabilitarlo y ponerlo en valor, nunca para destruirlo y hacerlo de nuevo, bajo ningún concepto, pues ello supone la “Desaparición del Bien Protegido”que es lo que se está haciendo.

En resumen, para Badajoz Adelante esta “intervención salvaje e ilegal” en un edificio protegido de nuestra ciudad, que lejos de suponer una rehabilitación ha supuesto el total arrasamiento del “Bien Protegido”, contraviene la normativa vigente y demuestra una total incompetencia por parte de los agentes implicados, Urbanismo y Patrimonio, exigiéndose que se tomen medidas urgentes a Junta y Ayuntamiento contra el concejal responsable del destrozo, Sr. Celestino Rodolfo y el Director de Patrimonio, Sr. Perez Urban, que han demostrado su total incompetencia para defender y salvaguardar el Patrimonio de Badajoz.