“LA ALCAZABA COMO PARKING”

Este parece ser el nuevo lema del vergonzoso Ayuntamiento de Badajoz que, no contentos con tener sumido al Barrio Histórico de nuestra ciudad en el más absoluto abandono, como hacía decenios que no se conocía, ahora pretende convertir el interior de la Alcazaba de Badajoz, declarada Monumento Nacional y Bien de Interés Cultural en un parking municipal.

La absoluta falta de la más mínima sensibilidad hacia el Patrimonio Histórico- Artístico de Badajoz de la que hace gala el gobierno de Fragoso, sólo es comparable con su absoluta indigencia cultural, lo que le convierte en el peor alcalde que ha tenido Badajoz en su historia reciente.

Mientras los Reales Alcázares de Sevilla son el principal reclamo turístico de su ciudad, el Alcázar de los Reyes cristianos de Córdoba luce espléndidos sus jardines ante el turismo, la Alcazaba de Almería y la de Málaga se venden al visitante, y la de Jerez de la Frontera se recupera bellamente con fuentes y arreates para la cultura y el turismo, al Ayuntamiento de Badajoz no se le ocurre otra cosa que convertir el monumento más importante de Badajoz en un parking señalizado.

¿Qué será lo próximo, Sr. Fragoso, poner una gasolinera junto al Museo Arqueológico y un lavadero en la torre de Espantaperros?

Desde Badajoz Adelante exigimos al Ayuntamiento de Badajoz que rectifique esta barbaridad, que prohiba el estacionamiento de cualquier tipo de vehículos en el interior del monumento y que lo ajardine y lo dignifique como se merece para que pueda ser espejo de la historia y la cultura de la ciudad, orgullo de los pacenses y polo de atracción de los visitantes.

Así mismo, BA pide la inmediata retirada de esa gran señal luminosa de aparcamiento instalada en la Puerta de Carros que, entre otras cosas, es ilegal, pues introduce un elemento distorsionador en el espacio de protección que tiene el monumento al estar a menos de 100 metros de sus murallas, contraviniendo el artículo 33 y siguientes de la Ley del Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura y la Ley del Patrimonio Histórico español.

Además, para que esa señal funcione, es necesario soterrar sensores de aparcamiento, lo que es imposible en un “Yacimiento Arqueológico” como es la Alcazaba de Badajoz, a menos que el alcalde quiera incurrir en otra ilegalidad y pretenda excavar el interior de un monumento del S. XII sin arqueólogos y sin los permisos pertinentes.

Esta actuación de convertir esta joya de la ciudad, como es la Alcazaba, en mero aparcamiento señalizado se encadena a esa serie de desastres patrimoniales en los últimos años que llevan la firma del gobierno de Fragoso: arrasamiento del interior del Fuerte de San Cristóbal, un monumento del S. XVII convertido en moderna “estación de autobuses”; interior del Baluarte de la Trinidad, del S. XVII, destrozado con casi un millón de euros, jardín incluido, y convertido en un desierto de hormigón, torre de crsital costruída en la plaza alta que se come media barbacana de la muralla almohade…

Finalmente, cuesta incluso pensar que un gobierno municipal sea capaz de superarse a sí mismo en el absurdo y en los atropellos a la ciudad, más aún cuando el resto de Badajoz presenta tantas carencias y la ciudad está tan abandonada y falta de inversiones.